Telemedicina: Guía completa

Actualización 2021 |

Contenido
  1. ¿Qué es la Telemedicina?
  2. Definición de Telemedicina
  3. ¿Cómo implementar la Telemedicina?
  4. ¿Cómo funciona la Telemedicina? / ¿Cómo se realiza?
  5. ¿Cuáles son las diferencias entre telemedicina y telesalud?
  6. Historia de la Telemedicina
  7. ¿Cuáles son los beneficios de la Telemedicina?
  8. ¿Cuáles son las desventajas de la telemedicina?
  9. ¿Cuáles son los tipos de servicios de telemedicina?
  10. ¿Cuáles son las aplicaciones de la telemedicina?
  11. Qué especialidades médicas pueden utilizar la Telemedicina
  12. Acuerdo de Asociación Empresarial (BAA) y HIPAA para Telemedicina

¿Qué es la Telemedicina?

La telemedicina se refiere a la práctica del cuidado de la salud de los pacientes de forma remota cuando el proveedor y el paciente no están físicamente presentes el uno con el otro. La tecnología moderna ha permitido a los médicos consultar a los pacientes mediante el uso de herramientas de videoconferencia compatibles con HIPAA.

Definición de Telemedicina

Una herramienta que hace que la atención médica sea más accesible, rentable y que aumenta la participación del paciente es la telemedicina. Desde que hizo su debut a fines de la década de 1950, los avances en telemedicina han contribuido a que las personas mayores tengan la opción de envejecer en su lugar. Además, los pacientes que residen en áreas rurales que antes tenían dificultades para acceder a un médico, ahora pueden llegar a ellos virtualmente.
Los médicos y los pacientes pueden compartir información en tiempo real desde una pantalla de computadora a otra e incluso pueden ver y capturar lecturas de dispositivos médicos en un lugar lejano. Con un software de telemedicina, los pacientes pueden consultar a un médico para recibir un diagnóstico y tratamiento sin tener que esperar una cita. Los pacientes pueden consultar a un médico desde la comodidad de su hogar.
El concepto de telemedicina y telesalud podría ser todavía nuevo para los proveedores y médicos dada la adopción especialmente lenta de la tecnología en el cuidado de la salud.
Sin embargo, los continuos avances en tecnología e innovación en el cuidado de la salud han expandido enormemente su usabilidad. Además, la demanda de la nueva generación de personas conocedoras de la tecnología ha impulsado su rápida adopción debido a la conveniencia, el ahorro de costos y las características inteligentes que aporta.
Ahora es una cuestión de tiempo para que el sistema de salud, el gremio médico, los proveedores e incluso los médicos particulares integren la telemedicina como parte de su oferta de servicios médicos.

La telemedicina se define simplemente como “la prestación remota de servicios sanitarios”. Hay 3 aspectos comunes de la telemedicina, que incluyen pero no se limitan a:

  • Medicina interactiva: permite que los pacientes y los médicos se comuniquen en tiempo real mientras se mantiene el cumplimiento de HIPAA.
  • Almacenamiento y envío: permite a los proveedores compartir información del paciente con un médico en otra ubicación.
  • Monitoreo remoto de pacientes: permite a los cuidadores remotos monitorear a los pacientes que residen en casa mediante el uso de dispositivos médicos móviles para recopilar datos (por ejemplo, azúcar en sangre o presión arterial).

¿Cómo implementar la Telemedicina?

Telemedicina

Puede ser simple o complejo para un proveedor implementar la telemedicina en su práctica sanitaria. Para el médico y la clínica en solitario, la mayoría solo requiere un software básico de videoconferencia compatible con HIPAA para comenzar a brindar consultas de telemedicina.
Para los proveedores que buscan tener una solución de clínica virtual más completa, deben considerar su flujo de trabajo existente e incorporar la solución de software de telemedicina en su práctica. Por lo general, este software debe tener sala de espera, HCE y función de pago.
Para grupos médicos u hospitales grandes, generalmente requieren una solución de telesalud personalizada que se ajuste a su flujo de trabajo existente para disminuir la interrupción de la adopción de la telemedicina, ya que es más difícil capacitar a un gran número de médicos para que cambien su comportamiento.
Además de la parte del software, es aconsejable que el proveedor realice la debida diligencia sobre las regulaciones de telesalud y las políticas que tengan injerencia de acuerdo a la jurisdicción de cada país o estado.
Las organizaciones deberán cambiar operativamente y tener conocimiento de las regulaciones, legalidades y aspectos tecnológicos de la implementación de la telemedicina. La mayoría de organizaciones suelen asociarse con un experto en telemedicina para facilitar la transición y la implementación.

¿Cómo funciona la Telemedicina? / ¿Cómo se realiza?

Telemedicina

La telemedicina se lleva a cabo de diversas formas. La forma más básica es a través de una simple llamada o videollamada (como lo hace normalmente con familiares y amigos), sin embargo, para que el paciente cuente con una buena experiencia de usuario es recomendable el uso de una plataforma integrada con información completa, pago en línea y opcionalmente un almacenamiento de registro de atenciones (de acceso privado, por supuesto).
También hay prácticas de telemedicina que se realizan con kits de telemedicina portátiles que incluyen una computadora y dispositivos médicos móviles, como ECG o monitores de constantes vitales. También hay disponibles cámaras digitales de alta resolución para que los médicos envíen imágenes médicas detalladas a los especialistas.
Por último, existen softwares de telemedicina que permite todo, desde el almacenamiento de datos hasta la videoconferencia en vivo. En general, existen muchos equipos de telemedicina innovadores para satisfacer las diversas necesidades de los pacientes en la actualidad.

¿Cuáles son las diferencias entre telemedicina y telesalud?

En la última década, los rápidos avances en la medicina y la tecnología han dado lugar al uso de nuevos términos. Los formuladores de políticas, los sistemas de atención médica, los grupos de defensa y los proveedores pueden, sin saberlo, usar términos incorrectamente cuando se habla de medicina y tecnología. Esto es especialmente cierto cuando se trata de los términos telemedicina y telesalud. Aunque las palabras a menudo se usan indistintamente, ciertamente existe una diferencia entre las dos.

¿Qué es la telemedicina?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se refiere a la telemedicina como “medicina a distancia”. Es el uso de tecnología de telecomunicaciones y tecnologías de la información para brindar servicios clínicos remotos a los pacientes. Los médicos utilizan la telemedicina para la transmisión de imágenes digitales, consultas por video y diagnóstico médico remoto. Hoy en día, las personas ya no tienen que programar una visita en persona con un médico para recibir tratamiento. El uso de conexiones seguras de video y audio hace posible que los especialistas traten a pacientes que residen en lugares con acceso limitado a la atención.

¿Qué es la telesalud?

La telesalud es definida como “la utilización de tecnologías de la información electrónica y telecomunicaciones para apoyar y promover a larga distancia de atención médica clínica, el paciente y la educación profesional de la salud, salud pública y administración de salud.”. Si bien esta definición se parece mucho a la telemedicina, hay una diferencia clara. A diferencia de la telemedicina, la telesalud también cubre eventos no clínicos como reuniones administrativas, educación médica continua (CME) y capacitación de médicos. La telesalud no es un servicio específico, sino un conjunto de métodos para mejorar la atención al paciente y la educación.

En general, se puede pensar en la telesalud como algo que lo abarca todo, ya que la telemedicina y la teleasistencia caen bajo su paraguas.

Telemedicina y Telesalud

Los términos telemedicina y telesalud traen consigo mucho debate entre las personas en el campo de la salud. Una de las razones de este debate se debe a las diversas definiciones que pertenecen a los términos mismos. Algunos expertos consideran que la telemedicina se centra en el médico y que la telesalud incluye a todos los profesionales de la salud en general.

A medida que la tecnología en el campo médico continúe avanzando, los dos términos probablemente se volverán más distinguibles. Con estos avances, afortunadamente existen asesorías con expertos en telemedicina que se mantienen al día con los cambios variables para médicos y hospitales. Las organizaciones sanitarias o profesionales de salud independientes interesados en implementar la telesalud o la telemedicina no tienen que hacerlo solos.

Historia de la Telemedicina

Historia de la Telemedicina

Contrariamente a la creencia popular, la telemedicina no es una práctica nueva. De hecho, ¡el concepto de telemedicina se remonta al siglo XIX! Lo que comenzó como unos pocos hospitales que querían llegar a pacientes en ubicaciones remotas se convirtió en un sistema integrador en todo el continuo de la atención. La historia de la telemedicina revelará cómo llegamos a donde estamos hoy.

Telemedicina en el siglo XIX

La creación de la telemedicina comenzó con el inicio de la infraestructura de telecomunicaciones, que incluía el telégrafo, el teléfono y la radio. Se reportaron bajas y heridos utilizando el telégrafo durante la Guerra Civil, además del pedido de suministros médicos y consultas. Esta se considera una de las primeras adopciones de la tecnología de telemedicina.

En 1879, un informe de Lancet discutió cómo el uso del teléfono puede reducir la cantidad de visitas innecesarias al consultorio . Este fue solo el comienzo de lo que sería una transformación de la atención al paciente.

Telemedicina en el siglo XX

En 1922, el Dr. Hugo Gernsback presentó el teledactyl en una revista científica . Gernsback predijo que este dispositivo de retroalimentación sensorial permitiría a los médicos ver a sus pacientes a través de una pantalla de televisión y tocarlos a kilómetros de distancia con brazos robóticos .

Las primeras imágenes radiológicas se enviaron por teléfono entre dos miembros del personal médico de dos centros de salud diferentes en Pensilvania en 1948. ¡Los centros de salud estaban separados por 24 millas entre sí! Luego, en 1959, los médicos de la Universidad de Nebraska transmitieron exámenes neurológicos en todo el campus a los estudiantes de medicina utilizando televisión interactiva de dos vías. Cinco años más tarde, se construyó un enlace de circuito cerrado de televisión que permitió a los médicos brindar consultas psiquiátricas a 112 millas de distancia en el Norfolk State Hospital.

Telemedicina moderna (actualidad)

Hoy en día, la mayoría de la gente tiene acceso a dispositivos básicos de telemedicina como teléfonos móviles y computadoras. Con una accesibilidad mejorada, las personas en áreas rurales y áreas urbanas ocupadas pueden conectarse con un proveedor con facilidad. Los dispositivos médicos de uso doméstico permiten que los cuidadores controlen todo, desde los signos vitales hasta los niveles de glucosa. Los médicos pueden recopilar información médica esencial y hacer un diagnóstico sin que los pacientes pongan un pie en el consultorio del médico.

Para 2020, se espera que la telemedicina sea una industria de US$ 35 mil millones y sea una pieza imperativa de la prestación de servicios de salud moderna. La historia de la telemedicina muestra que hemos llegado muy lejos de donde empezamos y, sin embargo, aún nos queda un largo camino por recorrer.

¿Cuáles son los beneficios de la Telemedicina?

Telemedicina

Conocida como un avance tecnológico que está cambiando toda la infraestructura de atención médica, la telemedicina llegó para quedarse. Hoy en día, tanto los pacientes como los proveedores y los pagadores pueden beneficiarse del surgimiento de la telemedicina. Siga leyendo para descubrir cómo la telemedicina está mejorando el sistema de atención médica en todo el proceso.

Cómo la telemedicina beneficia a los proveedores

Los sistemas de atención médica, los consultorios médicos y los centros de enfermería especializada utilizan la telemedicina para brindar atención de manera más eficiente. Las tecnologías que vienen integradas con el software de telemedicina, como los registros médicos electrónicos, el diagnóstico por IA y los dispositivos de transmisión médica, pueden ayudar mejor a los proveedores en el diagnóstico y el tratamiento. Esto último permite a los proveedores monitorear a los pacientes en tiempo real y ajustar los planes de tratamiento cuando sea necesario. En última instancia, esto conduce a mejores resultados para los pacientes.

Los proveedores también pueden beneficiarse de mayores ingresos. Al utilizar la telemedicina, los médicos pueden atender a más pacientes sin necesidad de contratar más personal o aumentar el espacio de oficina. Particularmente ayudo a proveedores de servicios de salud a configurar soluciones de telemedicina compatibles con HIPAA que agilizan sus flujos de trabajo y mejoran la atención del paciente. Si deseas comunicarte conmigo o requieres una asesoría puedes escribirme a través de este formulario de contacto.

Cómo la telemedicina beneficia a los pacientes

Gracias a la telemedicina, los pacientes que antes tenían acceso limitado a los servicios de atención médica ahora pueden ver a un médico sin salir de casa. Las personas mayores que prefieren envejecer en su lugar ahora pueden hacerlo con el uso de dispositivos médicos de transmisión. La propagación de enfermedades se reduce ya que las personas con enfermedades contagiosas no tienen que exponerlas a otras personas en salas de espera abarrotadas.

La telemedicina también beneficia a los pacientes de las siguientes formas:

  • Transporte: los pacientes pueden evitar gastar dinero en gasolina o perder tiempo en el tráfico con consultas por video.
  • Sin faltar al trabajo: hoy en día, las personas pueden programar una consulta durante un receso laboral o incluso después del horario laboral.
  • Desafíos del cuidado de niños / ancianos: Aquellos que luchan por encontrar opciones de cuidado pueden usar soluciones de telemedicina.

Cómo la telemedicina beneficia a los pagadores

Aunque esto es más difícil de probar, grandes pagadores como Blue Cross Blue Shield y Aetna también se están beneficiando de la telemedicina. Los pacientes con trastornos por abuso de sustancias que reciben tratamiento mediante diversas estrategias de telemedicina proporcionan ahorros de costos para los pagadores. El costo por tratamiento es más barato en general y ofrece ahorros de costos en todos los ámbitos. A medida que la tecnología continúe mejorando, los ahorros de costos serán más visibles.

¿Cuáles son las desventajas de la telemedicina?

Telemedicina

Aunque la telemedicina trae consigo muchos beneficios, también tiene algunas desventajas. Tanto los proveedores como los pagadores y los responsables de la formulación de políticas saben que existen algunas áreas grises que son difíciles de superar. Si bien el campo crecerá exponencialmente durante la próxima década, traerá consigo desafíos prácticos y tecnológicos.

Políticas poco claras

Debido a que la tecnología está creciendo a un ritmo tan rápido, ha sido difícil para los legisladores mantenerse al día con la industria. Existe una gran incertidumbre con respecto a asuntos como las políticas de reembolso, la protección de la privacidad y las leyes de atención médica. Además, las leyes de telemedicina son diferentes en cada país o estado.

Actualmente hay 29 estados (Estados Unidos) con leyes de paridad de telemedicina, que requieren que los pagadores privados reembolsen de la misma manera que lo harían por una visita en persona. A medida que otros estados adopten leyes de paridad, los pagadores privados pueden instituir más pautas y restricciones para los servicios de telemedicina. Aunque es un paso en la dirección correcta, todavía existe incertidumbre con respecto a las tasas de reembolso, los procedimientos de facturación y más.

Menos consultas cara a cara

Varios médicos y pacientes tienen dificultades para adaptarse a la telemedicina, especialmente los adultos mayores. Los médicos están muy preocupados por la mala gestión de los pacientes. Si bien los avances en la medicina han hecho que el uso de la tecnología sea más eficiente, hay ocasiones en las que se puede producir interrupciones del sistema. También existe la posibilidad de error, ya que la tecnología no siempre puede capturar lo que el tacto humano puede.

La tecnología puede ser cara

Los sistemas sanitarios que adoptan soluciones de telemedicina pueden dar fe de que requieren mucho tiempo y dinero. La implementación de un nuevo sistema requiere capacitación y, a veces, a los miembros del personal les resulta difícil aceptar este cambio. Los administradores, enfermeras, médicos y más deben aprender a utilizar el sistema para que las prácticas puedan ver los beneficios. Aunque la telemedicina puede ser costosa al principio, los sistemas de atención médica deberían obtener un retorno positivo de la inversión a lo largo del tiempo debido a que hay más pacientes y menos personal.

Los expertos en telemedicina lo hacen más fácil

Las empresas o profesionales de salud que estén pensando en implementar soluciones de telemedicina deben consultar con expertos en la industria. Personalmente, sugiero que las prácticas no se precipiten hacia la telemedicina sin tener una asesoría e implementación adecuadas. No se debe estandarizar la implementación de la telemedicina para todos los casos, ya que no es el mismo flujo de trabajo en una clínica que en un consultorio médico o en la práctica privada de otro profesional de salud.

¿Cuáles son los tipos de servicios de telemedicina?

¿Sabías que existen diferentes tipos de telemedicina? Así es, hay algunas formas diferentes en que los sistemas de salud pueden usar la telemedicina para ayudar a los pacientes. La telemedicina es el método de usar las telecomunicaciones para conectar pacientes y proveedores a distancia. Hoy en día, se utilizan tres tipos diferentes de telemedicina e incluye lo siguiente:

Medicina interactiva

La medicina interactiva, también conocida como “telemedicina en vivo”, permite que los pacientes y los médicos se comuniquen en tiempo real. Los métodos de comunicación incluyen consultas telefónicas y videoconferencias. Los médicos pueden evaluar el historial médico de un paciente, realizar evaluaciones psiquiátricas y más mediante la medicina interactiva.

Almacenamiento y envío

Este tipo de telemedicina permite a los proveedores compartir información del paciente con un médico en otro lugar. Por ejemplo, un médico de atención primaria ahora puede compartir registros de pacientes y datos médicos con un especialista sin estar en la misma habitación. Los sistemas pueden transmitir información a grandes distancias y diferentes sistemas para que un médico pueda saber lo que otro ya ha hecho. Esto conduce a menos pruebas duplicadas y menos casos de mala gestión de la medicación.

Monitoreo remoto de pacientes

Probablemente uno de los favoritos entre los pacientes que envejecen en el lugar, la telemedicina permite a los proveedores monitorear a sus pacientes en sus propios hogares. Mediante los portales de pacientes, un médico puede recopilar y compartir información con su paciente. Además, los dispositivos médicos pueden enviar signos vitales y más a los proveedores para que puedan realizar ajustes en la atención según sea necesario. Para ello existen los siguientes dispositivos compatibles con la telemedicina:

  • Electrocardiograma
  • Ultrasonido
  • Dermatoscopio
  • Pulsioxímetro y más.

Estos dispositivos médicos también permiten a los médicos viajar a países rurales y en desarrollo para brindar la atención necesaria al paciente.

¿Cuáles son las aplicaciones de la telemedicina?

Gracias a la telemedicina, los médicos tienen la maravillosa oportunidad de conectarse con los pacientes dondequiera que estén. Los pacientes que alguna vez no pudieron ver a un médico debido a problemas de acceso a la atención, ahora pueden hacerlo casi sin problemas. Sin embargo, muchos se preguntarán cuáles son las aplicaciones más valiosas de la telemedicina. Descubriremos algunas formas populares en que se usa la telemedicina en la actualidad.

Manejo de enfermedades crónicas

Con dispositivos médicos de alta tecnología, los médicos ahora pueden monitorear la salud de sus pacientes a largas distancias. La tecnología de pantalla táctil permite a los proveedores acceder a la frecuencia cardíaca, la presión arterial, los niveles de glucosa y más mediante la transmisión de datos de un dispositivo a otro.

Yo, particularmente, ayudo a organizaciones y profesionales sanitarios a poder tratar a pacientes con enfermedades crónicas. Se sabe que el 75% del gasto sanitario de Estados Unidos se dedica al tratamiento de enfermedades cardíacas, cáncer y diabetes. Como resultado, se han creado soluciones de telemedicina que pueden mantener a los médicos al tanto del hospital al hogar. Además, el paciente, sus familiares y otros profesionales sanitarios pueden colaborar en el proceso de atención al paciente.

Hoy, cuando las lecturas están fuera de rango, un médico puede intervenir en tiempo real, lo que conduce a mejores resultados de salud.

Manejo de medicamentos

Aquellos en la industria de la salud reconocen que la administración de medicamentos es un gran problema, especialmente entre las personas mayores. Es más probable que los adultos mayores se olviden de tomar sus medicamentos, que es donde entra en juego la telemedicina. Los proveedores y profesionales de la salud pueden usar la tecnología de telemedicina para monitorear cuándo y si sus pacientes tomaron sus medicamentos. Como resultado, esto conduce a menos reingresos hospitalarios y mejora el cumplimiento de la medicación.

Compartir información médica

Store and forward, un tipo de telemedicina que permite a los proveedores compartir información a distancia, ha cambiado las reglas del juego. Hoy en día, los médicos de atención primaria pueden conectarse con especialistas que se encuentran en un lugar diferente al suyo. La información médica, como imágenes de diagnóstico, análisis de sangre y más, se puede compartir para una evaluación adecuada del paciente en tiempo real.

Desvío de la sala de emergencias

Sin lugar a dudas, la sala de emergencias es uno de los entornos más costosos, abarrotados y estresantes de la atención médica. Con la telemedicina, las salas de emergencia abarrotadas pueden reducirse haciendo que los pacientes vean primero a un médico remoto mediante el chat de video. El médico remoto puede determinar si esa persona debe buscar atención en un departamento de emergencias, lo que aumenta la eficiencia del servicio de urgencias.

Segunda opinión

Hoy existen soluciones de telemedicina que permiten a los pacientes buscar una segunda opinión desde la comodidad de su hogar. Enviar a otro médico copias de sus imágenes médicas y más se puede hacer fácilmente cargando el contenido en su sitio web seguro. Esto es muy conveniente para aquellos que necesitan un especialista pero no tienen los recursos para conducir miles de millas o esperar mucho tiempo.

Alivio de desastres

Cuando ocurre un desastre, los recursos de atención médica locales se utilizan de inmediato para brindar atención tanto de emergencia como de no emergencia. Esto generalmente da como resultado una escasez, ya que la demanda de servicios es mucho mayor de lo que se puede suministrar.

Con la telemedicina, los médicos de otros lugares pueden brindar asistencia realizando visitas por video. De hecho, cuando ocurrió el huracán Harvey en 2017, los profesionales de la salud brindaron visitas por video de emergencia y salud conductual. Esto permitió a los profesionales centrarse en casos complejos de alta demanda en persona frente a casos de bajo nivel que se pueden gestionar de forma remota.

Paramédico / Ambulatorio

No es raro que un departamento de emergencias se cierre después de alcanzar su capacidad máxima. Esto lleva a que las ambulancias lleven a los pacientes a hospitales que están más lejos y esto finalmente afecta su resultado.

Al usar la telemedicina, los paramédicos pueden usar la tecnología para ver la capacidad de una sala de emergencias en tiempo real en lugar de dirigirse al hospital y luego ser desviados.
Además, cuando las salas de emergencia comienzan a utilizar consultas por video para clasificar a sus pacientes, los casos que no son de emergencia se solucionan antes. Esto conduce a un menor desvío de ambulancias y mejores resultados para los pacientes.

Telemedicina para clínicas remotas

En muchas tiendas de Walmart, los consumidores minoristas pueden caminar hasta un quiosco para una consulta médica. El médico no está físicamente presente dentro de la tienda. En cambio, el cliente usa una computadora con pantalla táctil para escribir sus síntomas e ingresar a una sala de espera virtual. Luego se conectan mediante un enlace de video a un médico.

Salud móvil (o desde tu teléfono móvil)

A veces, la respuesta a la pregunta “¿Qué es la telemedicina?” es simplemente medicina móvil. No requiere una computadora de escritorio pesada ni mucho equipo. Las actividades que solían ocurrir solo en persona ahora son fáciles de hacer en un teléfono inteligente. Los consumidores modernos están acostumbrados a descargar aplicaciones y usar sus teléfonos inteligentes para transacciones simples. Lo mismo ocurre con las visitas al médico.

Más recientemente, estamos comenzando a ver pequeños osciloscopios y otros periféricos que se pueden conectar a un teléfono móvil. Estos dispositivos transforman el teléfono en una herramienta de diagnóstico de bolsillo, excelente para pruebas en el punto de atención.

Dispositivos para Telemedicina

Los dispositivos médicos que pueden transmitir sus datos a larga distancia incluyen, pero no se limitan a:

  • Estetoscopio digital
  • Electrocardiograma
  • Oxímetro de pulso
  • Ultrasonido
  • Esfigmomanómetro
  • Otoscopio
  • Dermatoscopio

Estos dispositivos pueden empaquetarse en un kit y enviarse al campo. De esta manera, la telemedicina ha demostrado ser extremadamente útil en países rurales y en desarrollo como Gabón, Kurdistán iraquí y Nigeria, donde hay muy poco acceso a atención médica de alta calidad. La telemedicina elimina la barrera de la distancia y mejora el acceso a servicios médicos que de otro modo no estarían disponibles en comunidades rurales distantes.

En esta categoría de dispositivos médicos también podemos incluir wearables como SmartWatches. Los datos de los dispositivos portátiles pueden capturarse a través de Bluetooth y mostrarse en un tablero digital, lo que permite a los médicos monitorear las estadísticas vitales de sus pacientes.

Qué especialidades médicas pueden utilizar la Telemedicina

Si bien la telemedicina ha sido más beneficiosa para el ámbito de la atención primaria, también beneficia a diversas especialidades médicas. A continuación veremos algunos ejemplos en sólo algunas especialidades.

Radiología

Un radiólogo se especializa en el uso de técnicas de imágenes médicas para diagnosticar y tratar enfermedades. Sus responsabilidades diarias incluyen trabajar con otros profesionales de la salud, lo que puede llevar mucho tiempo. Con la telemedicina, los radiólogos pueden recibir imágenes de alta calidad y proporcionar comentarios sobre el lugar donde se encuentren. Ya no tienen que estar en la misma área que el proveedor que envía las imágenes, lo que permite un proceso más ágil.

Salud mental

Probablemente una de las especialidades más populares de la telemedicina, las prácticas de salud mental pueden aumentar los ingresos, agilizar el flujo de pacientes y brindar sesiones de asesoramiento desde cualquier lugar. Con la telemedicina, los pacientes de las zonas rurales ahora pueden acceder a aplicaciones web y móviles para hablar con su terapeuta. Además, es menos probable que ocurran cancelaciones y no presentaciones. Las prácticas de salud mental que implementan la telemedicina también pueden atender a más pacientes y aún brindar un alto nivel de atención al paciente. Esto conduce a una mayor rentabilidad y una gestión eficaz del tiempo.

Pediatría

Los padres ahora pueden evitar sacar a su hijo enfermo de la casa para ver a un médico gracias a las soluciones de telemedicina. Un pediatra puede utilizar herramientas para compartir de forma segura imágenes, textos y más para hacer un diagnóstico y un plan de tratamiento. El pediatra también puede brindar educación a los padres sobre los próximos pasos, tal como lo harían en una clínica.

Dermatología

Con la telemedicina, los pacientes pueden conectarse con su dermatólogo mediante un teléfono inteligente, tableta o computadora. Utilizando imágenes y videos de alta definición, los dermatólogos pueden examinar a un paciente que padece psoriasis, eccema, úlceras por presión y más. Esto es extremadamente conveniente para aquellos pacientes que están confinados en casa. Con las soluciones de telemedicina, los dermatólogos pueden diagnosticar y tratar las afecciones del cuidado de la piel de manera eficaz y eficiente. Además, no solo evita que el paciente tenga que viajar a una clínica, sino que también lo ayuda a mantener su dignidad.

Acuerdo de Asociación Empresarial (BAA) y HIPAA para Telemedicina

Los sistemas de salud, los legisladores y los proveedores pueden dar fe de las muchas áreas grises dentro de la telemedicina. Un área particular que requiere más claridad es la legalidad que rodea a la telemedicina. Al ser una industria en constante crecimiento, se ha vuelto difícil crear una solución concreta. Además, cada estado o país sigue leyes diferentes para la telemedicina, lo que hace que sea cada vez más difícil mantenerse al día.

¿Qué es HIPAA?

La Ley de Portabilidad y Responsabilidad de Seguros de Salud, también conocida como HIPAA, es una legislación de los EE. UU. Que proporciona disposiciones de seguridad para proteger la información médica . Hasta la fecha, actualmente sirve para algunos propósitos:

  • Para continuar brindando cobertura de seguro médico a quienes perdieron sus trabajos o están cambiando de trabajo,
  • Aliviar la carga financiera y administrativa al estandarizar las transacciones financieras y administrativas y,
  • Evite el despilfarro, el fraude y el abuso en la prestación de atención médica y el seguro de atención médica.
  • Debido a que la información de salud personal se transfiere a través de múltiples vías en el cuidado de la salud, HIPAA ha creado pautas que garantizan que la información se comparta de forma segura.

¿Qué es un contrato de socio comercial?

Se requiere un Acuerdo de socio comercial cuando las organizaciones de atención médica permiten que un tercero almacene información médica personal electrónica. El BAA debe cubrir cómo la organización de terceros protegerá los datos y los recursos utilizados para la auditoría continua de la seguridad de los datos.

Acuerdos de HIPAA y socios comerciales

HIPAA requiere que las organizaciones de atención médica tengan un Acuerdo de socio comercial con su proveedor de tecnología para garantizar que todos los involucrados sean responsables. Sin embargo, HIPAA no se aplica a la telemedicina.

Los proveedores son responsables de proteger la información del paciente. Deben asegurarse de que la información del paciente en las visitas digitales se proteja de la misma manera que lo harían en las visitas al consultorio. HIPAA no requiere encriptación para cumplir con el cumplimiento, pero los proveedores deben apuntar a encontrar una empresa que encripte datos.

Proveedores de telemedicina

Un proveedor de telemedicina no debe tener reservas al firmar un Acuerdo de socio comercial. Aquellos que firman uno confían en su capacidad para almacenar de forma segura la información del paciente. Confían en que sus soluciones de telemedicina pueden proteger la información pertinente del paciente.

Deja un comentario